Primero el agro, pero de verdad y no solo retórica

Nos parece del carajo todo lo que se haga por el agro, nos encanta cuando un mandatario le inyecta recursos a este sector de la economía, el cual es la cenicienta de los gobiernos, y falta que nos hará cuando no tengamos la seguridad alimentaria garantizada.
Nuestro agro en el oriente antioqueño presenta muchísimas amenazas propias de la dinámicas diarias, hace unos años era el conflicto, el cual se enquistó en el sector rural, una vez superado este, vino la burbuja inmobiliaria, hoy es mejor vender una cuadra de tierra para veraneo que cultivarla, y claro, en las finanzas municipales a corto plazo esto puede ser más benéfico, pues es dinero que va directo a la caja, pero en el mediano plazo incrementará la inflación,  y aumentará la demanda de servicios en las cabeceras municipales, al salir nuestros productores locales de sus tierras para asentarse en las caberas,  ya no habrá quien produzca y la demanda local no será abastecida en los mínimos ni de los productos locales, así mismo, la demanda de los servicios básicos se incrementará
De los 23 municipios del oriente, por lo menos 19 son aún productores de importancia, y estamos seguros de que el porcentaje de inversión propia total no llega al 10% en el sector rural.

En varias oportunidades hemos sido mandaderos entre las comunidades veredales y los mandatarios locales para que se le haga mantenimiento a algunas vías de la subregión, y no es porque tengamos un interés o haya un beneficio de por medio, no, simplemente uno de nuestros grandes placeres es visitar las veredas del Oriente Antioqueño, no hay nada como salir a una fonda caminera y disfrutar del paisaje, así mismo que conversar con la comunidad.

En este portal le sacamos más gusto a unas empanadas en leña, que estar en un hotel cinco estrellas, en el campo podemos estar como nos gusta, informales de ruana al hombro y con un café en la mano, mucho más cómodos que vestirnos de etiqueta y guardar las apariencias.
La pandemia del Covid 19 fue la mejor demostración de la importancia del agro, cuando todo el país estaba encerrado por la cuarentena obligatoria, nuestros campesinos salían a diario a su huerta para que no nos faltaran los alimentos básicos en la mesa, por ello nos dolieron los casos de algunos comparendos que les aplicaron a productores campesinos por hacer su trabajo: llevar alimentos del campo a las plazas de mercado.

Nos duele ver dilapidar los recursos públicos para el agro, en alimentar el ego de un funcionario, sí, es el caso del secretario de agricultura departamental Rodolfo Correa, sí, el verborreico como fue bautizado en el concejo de El Peñol, un remoquete que le quedó como anillo al dedo. Este personaje es un putas para el derecho constitucional, pero el agro no se cultiva con la constitución, claro que es una herramienta que se podría utilizar para mejorar las condiciones de nuestros campesinos, el funcionario debería bajarle a su exposición en redes y dedicarse a elaborar, radicar y utilizar su cargo para hacer lobby por una Ley que rebaje los insumos agropecuarios, o una que establezca precios fijos y que subsidie al pequeño productor, ese que cultiva 5 o 10 bultos de productos agrícolas y cuyo producido debe rendirle para alimentar su familia, invertir en la resiembra, mantener su parcela, y ojo, ellos también pagan sagradamente impuesto predial, pero son tratados como ciudadanos de quinta, se les invierte con lo que sobra de los presupuestos, son mirados y tenidos en cuenta solo para el día de elecciones, sí, ese día se les paga el transporte en chiva, se les da el refrigerio y hasta aguardiente hay, pero el resto de los 4 años ni a las vías se les invierte.
En Marinilla hay un elefante blanco llamado ciudadela agrotecnológica un proyecto que a la fecha, se ha tragado más de 10 mil millones de pesos, y para que funcione necesitará otra buena cantidad de recursos que al día de hoy  no se sabe su cuantía.
Con 10 mil millones se les hubiera dado capital de trabajo a muchos productores locales, qué platica más mal invertida.

Un claro ejemplo de que cuando se quiere se puede es el convenio que está ejecutando la Provincia del Agua Bosques el Turismo, son 17.500 millones de pesos, para 12 municipios, 1600 familias campesinas y 15 asociaciones beneficiadas.

Entrega de insumos en Concepción
Hemos tenido la gran fortuna de coincidir en varias localidades con la entrega de estos insumos y las caras de felicidad de los campesinos es el mejor pago que puede tener un mandatario. Desde el campo llegan las familias completas hasta el casco urbano donde se hace la entrega de insumos, con decirles, que hasta el perro se viene con ellos, se fomenta el trabajo en equipo, hemos visto como entre varias familias vecinas contratan un vehículo para que les lleve los insumos, al tener ahorro en los gastos de producción hay dinero que se puede ir en darle un cariñito a la familia, comprarle una muda de ropa a los hijos, a la esposa y como nos decía un campesino en una de las entregas, “si uno se ahorra una platica en los abonos, queda hasta para la pola” o sea  que estos mismos campesinos están dinamizando la economía local, situación que en la flamante ciudadela agrotecnologica no sucede, allá los recursos se inviertieron, están las instalaciones, pero no producen, es más, se están deteriorando y las promesas de la agricultura 4.0 no se ven.

Y vamos a ser sinceros, criticar es muy fácil y ejecutar es demasiado difícil, pero algo si es claro, con migajas bien repartidas y con cariño, se hacen bellezas.

Hace uno días en San Francisco se realizó la entrega de insumos del convenio con la provincia ABT y el pueblo se paralizó, la entrega se realizó en el parque principal, hubo cierre de vías, ubicación de carpas y todo el pueblo tuvo que ver con el evento, si no era beneficiario del proyecto, por lo menos se percataron de que algo nuevo estaba pasando, había  carpas y música, hasta los turistas y visitantes preguntaban que estaba sucediendo que había tanto movimiento en la plaza principal.

Entrega de insumos en San Francisco

El párroco lo mencionó en su intervención  y como lo dijimos anteriormente, una vez terminado el evento, el comercio hizo su agosto, las cantinas a reventar, los abarrotes también tuvieron ventas y el transporte veredal iba a reventar.  Si eso no es un acierto, entonces no sabemos que lo sea.

En La Ceja la semana anterior (mayo 2022) se entregaron 727 millones de pesos en insumos para 56 familias productoras de mora, un convenio entre alcaldía, Agencia de Desarrollo rural y beneficiados, (ver nota) un acierto de la alcaldía de La Ceja, lo que más nos llamó la atención fue que según supimos el secretario Correa rechazó este convenio, pero el día de la entrega si fue a posar para la foto, un simple oportunismo del funcionario.
Convenio municipio de La Ceja

Deja una respuesta