Masacre de El Topacio. San Rafael, Antioquia.

San Rafael 14 – 15 de junio de 1988. Vereda El Topacio:
Entre el 14 y 15 de junio de 1988, paramilitares asesinaron a machetazos a 17 personas en la vereda El Topacio en el municipio de San Rafael, Antioquia. Hacia las 5:30 de la tarde del 14 de junio, los paramilitares llegaron a dos campamentos mineros y llamaron por su nombre a once trabajadores que se disponían a pescar en el río Nare, los amarraron y se los llevaron. Otros seis habitantes del poblado fueron secuestrados al día siguiente.

Todas las víctimas eran militantes de la Unión Patriótica, UP, y sindicalistas de la Cooperativa de Mineros del río Nare, fundada por Alejo Arango, líder político de la UP en la región. Arango fue asesinado junto a otros miembros de la UP a principios de 1988, año de la masacre. Los cuerpos fueron desmembrados y algunas partes aparecieron en el río Nare. De acuerdo con la Unidad de Justicia y Paz de Medellín, los restos de los mineros aún siguen en proceso de identificación.

Según Amnistía Internacional, en 1990 un juez civil determinó que los ‘paras’ contaron con apoyo de integrantes de la fuerza pública. A febrero de 2020, nadie ha sido condenado por estos hechos, lo último que se conoció es que en este mismo mes, familiares de las víctimas presentaron un informe de la masacre de a la JEP, pidiéndole que la investigue y esclarezca la verdad-

La comunidad denunció a algunos miembros del Ejército, entre ellos el capitán Carlos Enrique Martínez, comandante de la base militar del municipio.  El Juzgado Cuarto de Orden Público absolvió a Martínez de los asesinatos el 17 de agosto de 1990 y siete meses después, un tribunal de segunda instancia, confirmó la decisión.

Como lo documenta el Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH, en el informe “Memorias de una masacre olvidada”, publicado en 2016, el capitán Martínez fue destituido del Ejército el 28 de abril de 1992. La Justicia Penal Militar le abrió un proceso luego de conocerse que un grupo paramilitar en cabeza de Jaime Eduardo Rueda Rocha podía movilizarse con libertad por municipios del Magdalena Medio, en zonas que estaban bajo la jurisdicción del oficial. Los investigadores del CNMH, no consiguieron información relacionada a la forma en que concluyó este proceso judicial.

A pesar de las decisiones judiciales, las víctimas insisten en señalar a miembros del Ejércitos como responsables de los crímenes. La Fiscalía abrió una investigación, esta vez por la desaparición forzada de las víctimas, que a junio de 2018, se encontraba en fase preliminar, a la espera de la identificación de los restos encontrados.

Para saber más:


Memorias de una masacre olvidada

Fuentes y derechos de reproducción:

https://rutasdelconflicto.com/

https://resistenciacivildemocratica.org/rcd2.php

https://hacemosmemoria.org/

https://centrodememoriahistorica.gov.co/

 

 

Deja una respuesta