“VIDEO-DESPISTE”


Por GermánZapata Vergara
Administrador público
Especialista en Gerencia de proyectos
@GERMANZAPATAV1
gzdistribuciones@gmail.com

Vemos entre algunos sectores políticos, como alimentan el odio entre los ciudadanos,con el ánimo apresurado y desesperado de crear fanatismo peligroso, con base endesinformaciones y cuestionamientos, algunos infundidos y falsos y otrossospechosos.

Esto nos recuerda la historia vivida en la década de los 50; entre dos partidos políticos, lo peor es que estamos terminando una guerra que involucró a guerrilla y paramilitares, pero que al parecer quieren destruir lo avanzado, para dar paso a un cáncer peor; la corrupción.

En el pasado debate sobre corrupción que involucra a varios sectores políticos con la multinacional odebrecht; surgió un nuevo escándalo, por un video publicado, que, al parecer con el debate citado, no tenía nada que ver, pero que sí, sería útil para desviar la atención.

No podemos dejar que se desvíe el gran debate, tampoco descartar algunas hipótesis sobre el “video-despiste”, es necesario que se dé claridad. Lo que importa es Colombia y sus habitantes, sus tierras campesinas, su agricultura que es la verdadera economía, hoy afectada por los billones que se traga la corrupción.

Cerremos los ojos y olvidémonos de Uribe, o de Petro, de derecha o de izquierda, de guerrilla o paramilitares, concentrémonos en quien debe administrar justicia, en quien debe legislar y en quien debe ejecutar el fruto de nuestros impuestos, nosotros elegimos para que quienes lleguen al poder; lo hagan bien.

Calificar la defensa de la corrupción a Uribistas y el ataque a los Petristas es un grave error y desprestigio para quienes no son corruptos o no respaldan actos corruptos, en ambos sectores hay corruptos y gente buena. El debate sobre Odebrecht no puede perder importancia; al contrario, debe tener consecuencias, no puede ser que las monedas de menor denominación tengan más valor que las grandes sumas de dinero.

El vivo vive del bobo; y el corrupto de nuestros impuestos; despertemos; no nos dejemos distraer; que bueno sería un solo discurso de todos contra la corrupción y en favor de las buenas prácticas administrativas y la defensa de lo público. Nuestros jueces, fiscales y organismos de control deben ser idóneas. Estamos buscando la fiebre en la sabana, ¿Cuántos presidentes lleva este país financiado con dineros sospechosos o con grupos al margen de la ley?, ¿cuántos congresistas tienen rabo de paja y no les interesa ciertos debates e investigaciones? Cambiar el rumbo del debate a Odebrecht, es como cuando discutes con alguien y te quedas sin argumentos, la reacción es gritos, amenazas e infundir temores, para salvaguardar nuestros temores.

Doce millones de colombianos votamos la consulta anti corrupción, el gobierno anuncia una ley anticorrupción donde los puntos importantes se hunden, se desvía el debate precisamente a la corrupción; Hablamos de criterio moral; ¿será que el fiscal si lo tiene? ¿Cuantas firmas de abogados ha tenido y modificado? Sabemos que es un fiscal que ha rodado entre lo público y lo privado, nos deja una gran duda si fue que llego allí con el fin de proteger y blindar los casos más grandes de corrupción con acciones estratégicas que sirvan como distracción.

El país está cansado de tantas mentiras “más grandes que una catedral” y requiere respuestas. ¿Por qué las denuncias del señor Pizano son estigmatizadas, ¿Por qué el doctor Pizano muere sin saber que era un testigo acreditado y por el contrario tenía claro que sería imputado?, Le dañaron la vida, la honra, la dignidad y le cobraron con la muerte por el delito de saber y querer decir al país la verdad?  No puedo pensar otra cosa distinta a que están creando cortinas de humo, organizada por una pandilla de cómplices que tapan la corrupción desde el ejecutivo y legislativo.

Por favor país, no nos dejemos meter los dedos en la boca; como vamos a poner al mismo nivel el caso de Odebrecht y el “video-despiste”, los dineros de la corrupción son robados a ustedes y a mí, con un fiscal que parece viene tapando todo desde el 2013 y que, a base de triquiñuelas, tienen cocinado todo donde ya hay muertos. Los partidos van marcando una pauta, los colombianos queríamos esclarecer cosas, no podemos confiar en un fiscal cuando las bancadas buscan evitar esclarecimiento y se convierten en cómplices

Si el “video-despiste” de Petro es tan importante; entonces señora senadora; ¿Por qué no propuso un debate exclusivo sobre ese video en otro momento y dejaba seguir el curso del importantísimo debate que intencionalmente y con intereses oscuros usted interrumpió? Yo pensé que habíamos elegido senadores para librarnos de las malas prácticas en la administración de lo público y no para ocultar lo malo. Usted senadora es cómplice que nuestros niños mueran de hambre y sed.

En este país estamos al revés, se defiende la usura del sistema financiero, la corrupción, la politiquería; es evidente el temor de un sector político a que otro avance con ciertas investigaciones que los afecta, mientras se autoproclaman de honorables; lo que pienso es que a los colombianos se nos fue la “paloma” al elegir un pésimo congreso.

Loading Facebook Comments ...