Un nuevo PRODEPAZ se abre camino en el territorio

Por:
Oscar Castaño Valencia
Director Orientese TV

Llegue con mucho escepticismo a la oficina del director general de Prodepaz, el sacerdote Jesuita Oscar Maya Montoya, elegido hace un año para ese cargo en reemplazo del también sacerdote, Miguel Ángel Salazar Rincón, quien salió de la entidad por diversas circunstancias y escándalos personales que  forzaron al obispo a relevarlo de su cargo, dejando a la entidad en una profunda crisis de credibilidad institucional, situación que en su momento exprese en varios artículos y comentarios en mis redes sociales.

Entre las críticas más importantes que he realizado a la entidad, se encuentra tal y como se lo manifesté al nuevo director, una forma de hacer institucional muy paternalista que no permite la construcción de sujetos sociales empoderados que contribuyan desde sus comunidades, en las transformaciones sociales y políticas que se necesitan en la subregión. También le manifesté que la “red de pobladores”, proyecto en el que se malgastaron miles de millones de pesos, se había hecho para destruir el protagonismo de las Asambleas Municipales Constituyentes, implementadas en el pasado y con las cuales el territorio había logrado una visibilización muy importante de las problemáticas de los municipios y la región, logrando la creación de políticas públicas locales, regionales y nacionales e incluso de la cooperación internacional a través del II Laboratorio de Paz del Oriente Antioqueño.

Por último, le exprese a un muy receptivo sacerdote y tengo que reconocerlo, que Prodepaz era la bolsa de inversión de las grandes generadoras que se aprovechan los recursos naturales de la región para lavarse las manos en una intervención directa con responsabilidad social empresarial.

Le confesé la molestia del papel jugado por su entidad en el último y nefasto “Encuentro de Líderes del Oriente Antioqueño”, cuya convocatoria fue pírrica y sus resultados desastrosos.

Después de escucharme, con mucha atención y de pedir que nos llevaran un tinto, empezó a soltar sueños de renovación para que un nuevo Prodepaz se abra camino y pueda dar sus frutos. Compartió conmigo los retos que él considera tiene la región y la entidad. Me habló de la creación de las Asambleas por la Paz y de los Diálogos por la Diferencia, además de la necesidad de recobrar la legitimidad para poder ser interlocutor real de transformaciones y agente de desarrollo.

Mi primera impresión, es que este sacerdote siente la región, se está apropiado de su papel como director y quiere ser instrumento de grandes transformaciones que le permita a las comunidades, a los municipios y a la región jugar un papel más activo, mucho más de sujetos social y político.

Entrevista completa con el sacerdote Oscar Maya Montoya.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario