TLC con nueva Zelanda “mal-tratador”


Por Germán Zapata Vergara
Administrador público
Especialista en Gerencia de proyectos
@GERMANZAPATAV1
gzdistribuciones@gmail.com 

Los ganaderos de Colombia tendrán que competir con países fuertes y subsidiados, no solo en el mercado interno, sino también a la hora de exportar leche. A diferencia de los nuestros, las grandes potencias son dueños de una logística  fortalecida durante muchos años, lo que sería la sepultura del sector lechero en Colombia.

Colombia  pasó de ser exportador a importar lácteos y derivados; por cada tonelada que exportamos, estamos importando 7.3 toneladas. México, EE UU y la Unión Europea, tienen mayores cupos, siendo estos los tres grandes vendedores de lácteos en el mercado colombiano.

Antes de escribir esta columna quise tener el concepto de José Félix Lafaurie sobre un TLC con Nueva Zelanda, a lo que  no dudó en responderme; “Arruinaría al país rural en espacial al sector lechero”.

Continuó diciendo; “Uno hace acuerdos cuando hay sectores ofensivos que tiene  interés real para llegar a un mercado, en el caso de Colombia con Nueva Zelanda no existe y los otros aliados, lo que es básicamente el acuerdo del pacífico, ya con ellos tenemos acuerdos comerciales; Canadá, Chile, Perú; por consiguiente Me parece absolutamente innecesario. Colombia ha firmado TLC con la economía más fuerte de occidente, con Europa, Estados Unidos, México, con el cono sur y a la final, en el sector ganadero, ninguno de esos países nos ha permitido admisibilidad para poder llegar, es decir; este es un país que firma acuerdos pero no los aprovecha. Evidentemente Nueva Zelanda es una potencia en materia lechera, el 90% de lo que produce lo exporta, eso sería la ruina para 350.000 ganaderos en Colombia”

Los TLC  terminaron por maltratar la producción local, mientras los demás países fortalecen a sus productores, en Colombia los dineros se pierden en casos de corrupción, elefantes blancos, proyectos que nunca llegan donde deben llegar y por el contrario nuestros campesinos y ganaderos siguen con las vías terciarias en pésimo estado, no reciben subsidios para la producción, tampoco están lo suficientemente tecnificados y los insumos son altamente costosos lo que no los hace competitivos.

La producción lechera en Colombia viene incrementando, la oferta bajando, crecen las importaciones y bajan las exportaciones, el productor tiene menor precio, como si fuera poco tampoco somos buenos consumidores; mientras en  EE UU el consumo  anual Por cada habitante es de 293 litros de leche, en Colombia solo consumimos 137 litros. Firmar un  TLC con Nueva Zelanda en las condiciones del sector ganadero en Colombia, sería dejarlo en la quiebra en tan solo unos meses de aprobarse el “maltratador” acuerdo.

Según cifras de Asoleche, en el 2017  la producción fue de  7.000 millones de litros de leche, Nueva Zelanda exporta 7 veces la producción colombiana, igual ocurre con la importación de otras líneas de producción agrícola de nuestro país. A pesar de que somos un país con vocación agrícola y ganadera, que nuestros productos son de alta calidad, los mismos colombianos damos pie al mercado extranjero, es un tema más de conciencia, pero sobre todo de inmensa responsabilidad de nuestros gobernantes.

Firmar un TLC con Nueva Zelanda, sería ponerle la lápida al sector ganadero en Colombia, es competir con enormes desventajas, es ir en contravía del principio de protección  y blindaje a nuestros productores Colombianos. Un TLC con Nueva Zelanda sería “maltratador” para el sector ganadero y agropecuario en Colombia.

Loading Facebook Comments ...