¿Qué es moción de censura?

La moción de censura es el procedimiento por el cual la rama del poder legislativo puede exigir la separación del cargo de funcionarios de la rama del poder ejecutivo.

En Colombia, la Constitución Política de 1991, así como el Reglamento del Congreso de la República (Ley 5ª de 1992), definen el articulado que establece los mecanismos mediante los cuales este procedimiento de control político tiene lugar. A pesar de existir la posibilidad de destituir de sus cargos a ministros, directores administrativos y superintendentes por incumplimiento de sus funciones, (la moción de censura no ha sido aprobada en Colombia no ha sido aprobada hasta la fecha).

Como se enuncia en la parte superior, la moción de censura es uno de los procedimientos que los congresistas pueden seguir para desarrollar y cumplir con la labor de control político que les exige la carta política y la ley 5ª de 1992. El numeral 9º del artículo 135 de la Constitución de 1991 establece que la separación del cargo de quienes son objeto de esta medida puede resultar “por asuntos relacionados con funciones propias del cargo, o por desatención a los requerimientos y citaciones del Congreso de la República”.

El mismo artículo establece que su aprobación requiere “el voto afirmativo de la mitad más uno de los integrantes de la Cámara que la haya propuesto (Senado o Cámara)”. Como queda claro, es requisito obtener la mayoría absoluta en la votación que tenga lugar para decidir la moción de censura, lo cual hace que de entrada sea difícil la aprobación de la medida.

En sistemas presidenciales como el colombiano, en los cuáles el poder político del ejecutivo lo determina en gran medida la configuración del poder en el legislativo, la obtención de la mayoría absoluta para obtener la moción de censura de los ministros del gabinete está mediada por el balance de fuerzas existente. Un presidente que cuente con el apoyo de un partido mayoritario o en su defecto de una coalición mayoritaria en el Congreso, difícilmente verá amenazada la estabilidad de sus ministros como consecuencia de una decisión que les exija la separación del cargo. Incluso, en situaciones en las que tal coalición no existe y al interior de la institución hay una fragmentación inter-partidaria, la aplicación de la medida es improbable. La probabilidad de aplicar la medida aumenta cuando el tamaño de la oposición es alto y sobre todo, cuando esta supera a la mitad de los legisladores. En tal caso, la mayoría absoluta requerida es factible. Este último escenario no se ha presentado en ninguna de las legislaturas que se han formado después de aprobada la Constitución de 1991. En todos los casos, el Presidente de la República ha contado con composiciones políticas en el Congreso que le han sido favorables.

Dado que el Presidente de la República tiene la facultad de nombrar y remover a sus ministros sin necesidad de la aprobación de ninguna otra institución, la probabilidad de una eventual moción de censura o de una fuerte presión por parte de la opinión pública lo induce a anticiparse y a realizar cambios en el gabinete. Para el presidente, el costo político de cambiar a un ministro es mucho menor que el provocado por una moción de censura.

La moción de censura era un evento muy poco probable en nuestro país, por ello llama poderosamente la atención que a hoy (noviembre de 2019) el ministro de defensa Guillermo Botero este a portas de estrenar esta figura, lo cual sería un duro revés para gobierno de Iván Duque.

Vía Congreso Visible

Loading Facebook Comments ...