Nueva consulta anticorrupción 2019

Por GermánZapata Vergara
Administrador público
Especialista en Gerencia de proyectos
@GERMANZAPATAV1
gzdistribuciones@gmail.com 

Las elecciones son un proceso de toma de decisiones en el que los electores eligen con su voto a quienes ocuparán cargos uninominales y corporaciones públicas. Dependiendo de la sabia decisión del elector, es como cada gobernador, alcalde o presiente conforma su gabinete; secretarios, direcciones, ministros, asesores y demás funcionarios, hasta conformar la estructura administrativa, es decir, nosotros elegimos a quien escoge los funcionarios públicos y a quien les hace el control político.

Sin embargo, nos quejamos de los escándalos de corrupción protagonizados por quienes ostentan ese poder que nosotros les otorgamos. La corrupción política se refiere a los actos delictivos cometidos por funcionarios y autoridades públicas, que con su influencia, hacen mal uso de los recursos financieros.

Las formas de corrupción varían, el corrupto utiliza la información privilegiada; soborna, hace tráfico de influencias, extorsiona, hace fraude, malversación, nepotismo, impunidad y una serie e irregularidades deplorables que debemos rechazar; la corrupción facilita hechos criminales como narcotráfico, lavado de dinero, minería ilegal, desprotección del medio ambiente, asesinato de nuestros líderes sociales y campesinos.

La transparencia es la necesidad de que todo servidor y funcionario actúe responsablemente con el manejo de los dineros públicos; el año anterior tuvimos la oportunidad de votar una consulta anticorrupción. Cada elección popular es una consulta al pueblo, no olvidemos que los cargos se eligen por intermedio de los partidos, que los partidos son responsables de los actos de sus elegidos y que las curules son de los partidos, es por eso que cada que hay elecciones estamos en una consulta popular, de resultados, de corrupción y es la oportunidad para premiar a partidos y candidatos que cumplieron al electorado y castigar a los que no lo hicieron.

No todos los candidatos son malos, hay candidatos con buenas intenciones y seguramente candidatos corruptos, el problema está más bien en el elector al vender su conciencia; al político lo elegimos nosotros y si el resultado son malos políticos es porque somos malos electores.

Este 2019, tenemos una nueva consulta anticorrupción, cada elección es la oportunidad para que limpiemos los municipios del país de los corruptos, eligiendo un buen alcalde, gobernadores, buenos concejales, diputados y juntas administradoras locales. En ese resultado, cada región puede proyectar su mapa político libre de corrupción, o medir las regiones que eligen más corruptos.

El camino de la vida consiste en elegir, pero elegir bien; nuestra profesión, nuestro trabajo, nuestro futuro; este 2019 tenemos un deber como ciudadanos y es elegir bien, es una nueva consulta anticorrupción, dónde podemos decirle al mundo que por fin decidimos ser buenos electores y que le estamos dando ese valor incalculable que tiene nuestro voto eligiendo a los mejores.

Loading Facebook Comments ...