La madrugada que enlutó al congreso de Colombia.

¿Vamos por otro 8 de septiembre?

Esta fatídica fecha de 1949 es conocida en la historia de Colombia, como la noche de los 40 disparos, fue la noche en que en la Cámara de Representantes no fue el escenario de las ideas y los debates, sino que esa madrugada (sesionaban pasadas 12 de la media noche), el recinto de la democracia se convirtió en una trinchera donde las balas volaron en todas las direcciones.

Esta escena fue un fiel reflejo de la polarización que vivía el país a finales de la década de 1940 y principios de 1950, cabe recordar que a los pocos días de este incidente, el presidente de entonces Mariano Ospina Pérez clausuró el congreso. Y  para hacer más surrealista la escena, cuentan que en esos días sobre la fachada del Capitolio Nacional se leía imponente en letras de neón la palabra “PAZ”, como parte de la campaña de la semana cívica pro-paz y concordia que se realizaba en ese entonces para apaciguar los ánimos de los hechos del año anterior: 1948.

Y tomamos esta historia para citar que en la actualidad los ánimos están exacerbados, nuestros congresistas cada vez utilizan más el insulto para referirse a sus homólogos con quienes tienen rencillas personales, polarizando cada vez más el debate y con estos hechos y ejemplos empoderando más a la población de un accionar violento.

Es triste que mientras medio país clama por la paz, le apuesta a esta y lucha por dejar lo odios, hay políticos que se envalentonan a insultar, a pasar por encina de otro y sin enfrascarnos en géneros, que insulte a una mujer, a quienes como decían nuestros abuelos: “ni con el pétalo de una flor”.

Senador Alfredo Ramos Maya

Lo sucedido la semana anterior  en plenaria del senado en la que el senador del partido Centro Democrático Alfredo Ramos Maya insulto a la senadora del partido Verde Claudia López, dejó una herida para la memoria en el recinto de la democracia. No es para justificar al senador Ramos, conocemos del tono iracundo, altanero y hasta ofensivo de la senadora para tratar determinados temas, en especial el de la parapolítica, del que ha sido investigadora, defensora y ha desenmascarado varios políticos a lo largo del territorio nacional, como al exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, padre del senador Alfredo Ramos y quien está casi a las puertas de la cárcel debido a una ponencia de la Corte Suprema, con todo esto la agresión verbal de Ramos – Maya no se puede pasar por alto.

Exgobernador Luis Alfredo Ramos

Tal como esta los ánimos del país hoy, no estamos lejos de ver a los congresistas darse golpes o repetir la historia de Gustavo Jiménez Jiménez.

Los Hechos
Cuentan que todo nació, cuando el representante conservador por Boyacá, Carlos del Castillo, en uso de la palabra, se lanzó lanza en ristre contra los dirigentes liberales, retándolos a que lo interpelaran como los hacen los boyacenses, como machos, el representante Gustavo Jiménez, ripostó, pero Castillo no que quedó a gusto y le dijo: “ Lo que ocurre es que yo soy hijo legítimo y usted es hijo natural” esto ofendió el honor de Jiménez quien sacó un arma y de ahí los hechos son muy confusos, y aún hoy no se sabe a ciencia cierta que pasó realmente y quienes más dispararon.

Durante el tiroteo en el que se dice hubo más de 40 disparos, murió el representante Gustavo Jiménez y resultó herido Jorge Soto de Corral, quien murió días después a causa de los disparos.

Protagonistas
El 8 de septiembre de 1949 el presidente de Colombia era el conservador Mariano Ospina Pérez 1946 – 1950.

Los representantes Carlos del Castillo, Gustavo Jiménez y Jorge Soto del Corral.

El presidente de la Cámara de representantes en ese entonces,  era Julio Cesar Turbay Ayala, quien logró la presidencia para el periodo 1978 – 1982.

Después de ese fatídico suceso, el presidente Ospina Pérez tuvo todo en bandeja de plata para clausurar el congreso, de mayorías liberales el 9 de noviembre de 1949.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario