La difusión pedagógica del plebiscito

Azael Carvajal

Por: Azael Carvajal
azcarma@yahoo.com

Muy pronto, el gobierno nacional, con todos sus equipos de trabajo, deberá iniciar la tarea comunicativa asertiva sobre la difusión pedagógica del plebiscito. Para el efecto, debe utilizar las palabras precisas y convincentes acerca de la campaña a favor del plebiscito, si quiere orientar a todo su trabajo hacia el éxito en las elecciones, es decir, que los votos sean por el SI. Porque de lo contrario, propiciará, con mucha seguridad, la abstención, ante la dificultad para entender en qué consiste el plebiscito y por qué razones la invitación es a votarlo por el SI. Igualmente, quienes promuevan la abstención y el voto por el NO, deberán adelantar una campaña de argumentación clara y concreta para explicar la propuesta.

Las anteriores explicaciones, tienen como fin, insistir en la necesidad de darle un manejo lingüístico adecuado a las palabras y a los argumentos que se van a utilizar en la próxima campaña, de manera que en esencia, se logre que la difusión de mensajes sea muy fácil de entender por todas las personas, sin importar su nivel de formación académica, aunque en muchos casos, les parecerá que son manifestaciones muy sencillas y elementales, pero la verdad consiste en que deben ser así, de forma que se alcance la mayor cobertura de comprensión posible.

Y en este proceso, la labor empieza por los directores de las campañas, quienes deben estar muy bien asesorados por expertos en la construcción de mensajes, y luego, respaldados por una campaña en los medios de comunicación que penetre a todos los lugares, sin que quede espacio alguno excluido de la campaña de difusión pedagógica del plebiscito.

Agreguemos que los mensajes serán, tanto de palabras, como de sonidos, de imágenes, de figuras, de retratos, de caricaturas, y en general, de mucha creatividad para que impacten al público, formado por oyentes, lectores y veedores, a quienes se tiene que convencer para que se decidan por la intención del mensaje que conoció. Sobre esta estrategia y muchas otras, seguramente, se contará con el concurso de personal muy competente y experimentado, que con su aporte, conseguirán los propósitos que están en juego.

Todo el contenido de la campaña sobre la difusión pedagógica del plebiscito hace parte de un sistema democrático, una de cuyas características será siempre estimular el debate público, que tiene como soporte varios principios, entre los que podemos citar: la argumentación, el respeto por la diferencia, la no violencia en ninguna de las formas y menos la verbal, el derecho al uso del espacio público para convocar a las personas a manifestaciones, la libre movilización por el territorio y la igualdad de garantías por parte de las autoridades para los promotores de las distintas campañas.

 En síntesis, es estar en una especie de plaza pública, donde todos podamos hablar, pero ordenadamente. Donde cada grupo defienda sus ideas, donde no haya violencia, donde haya garantías para todos, donde las autoridades estén presentes pero como garantes y donde todos tengamos el compromiso de respetarnos mutualmente. En tales condiciones, que en principio son utopías, en la práctica serán realidades, pero con el aporte y la conducta de cada uno de nosotros.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario