Medios impresos difunde el acuerdo final para la paz

Azael Carvajal
Por: Azael Carvajal
azcarma@yahoo.com

Como un gesto que constituye un acto del deber profesional cumplido, los diarios de Colombia, hasta donde estamos enterados, publicaron completo el Acuerdo Final para la Paz. Se trata de un documento de 297 páginas, que deben ser leídas en forma cuidadosa, para entender su contenido, su espíritu, su alcance, sus efectos y, en fin, porque es la guía para un largo proceso al cual, ojalá, ni un solo colombiano quede por fuera.  El sumario del mismo, comprende seis puntos, que son los siguientes: 1. Reforma Rural Integral. Hacia un nuevo campo colombiano. 2. Participación Política. Apertura Democrática para construir la paz. 3. Cese al fuego y reincorporación. Fin del conflicto. 4. Drogas Ilícitas. Solución al problema de drogas ilícitas. 5. Víctimas y Justicia. Acuerdo sobre las víctimas del conflicto. 6. Verificación y refrendación. Implementación.

Tenemos, pues, en nuestras manos, el documento que necesitamos. Agreguemos que también algunos medios incluyeron publicaciones complementarias, como ayudas pedagógicas, lo mismo que entrevistas con miembros de las delegaciones y otras personas, con suficiente autoridad para hablar de un asunto que estará en la mesa de las conversaciones cotidianas durante un tiempo considerable porque no nos podemos oponer a los hechos que están por venir. Por ejemplo, el presidente de la república ya anunció que el domingo 2 de octubre, será la fecha para la realización del plebiscito, certamen democrático al cual debemos llegar ampliamente ilustrados porque es la única manera de poder tomar la decisión que nos parezca, pero porque estamos ilustrados para hacerlo.

Igualmente, serán otras instituciones competentes académica e intelectualmente, quienes tienen el deber de promover debates, conversaciones, diálogos, discusiones, consultas y, en general, todo tipo de actividades que permitan profundizar más sobre el significado presente y futuro de este Acuerdo, porque tiene repercusiones en el presente y en el futuro inmediato y, seguramente, por mucho tiempo más, sobre todo, porque las actuales y las jóvenes generaciones lo tendrán como un gran referente para la vida y la historia que viviremos, encaminada hacia un país, que a pesar de muchos otros problemas sociales y económicos, seguirá buscando crear las mejores condiciones de vida, que es un anhelo de todos los colombianos.

En especial, llamamos la atención a las universidades, tanto privadas como pública, aunque con énfasis en las segundas, para que sean ellas las que lideren, ojalá, en forma coordinada, una gran tarea de ilustración que facilite comprender y aclarar las dudas sobre un asunto que, como hemos dicho en forma reiterada, a todos los incumbe.

Por el momento, a estudiar el Acuerdo Final para la Paz y a prepararnos para el plebiscito y continuar atentos a los nuevos hechos, que están por venir.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario