El encuentro de dirigentes del Oriente Antioqueño fue un desastre

Óscar Castaño
Por:

Oscar Castaño Valencia, Oriéntese

No nos digamos mentiras, el 10 Encuentro de Dirigentes del Oriente Antioqueño fue un fiasco para la Región y para sus dirigentes. Para la Región, porque quedó claro que sus dirigentes no se convocan ni ellos mismos y para los dirigentes, porque quedó absolutamente claro que no dirigen a nadie.

El escenario era dantesco, había más escoltas que participantes en el evento. Los otrora Encuentros de Dirigentes del Oriente Antioqueño, de La Ceja y El Peñol habían logrado convocar a las más diversas expresiones sociales del Territorio y hubo propuestas y apuestas de las organizaciones sociales, en Rionegro se excluyeron las expresiones comunitarias, para darle paso a “Comités Técnicos” y los resultados fueron lamentables.

Pero además, y hay que decirlo con toda claridad, fue un escenario construido para que el Senador Uribe y el Centro Democrático montaran el circo y reclamaran los resultados del NO en veintidós de los veintitrés municipios de la Región. Al Senador lo sentaron en la mesa principal, le hicieron comité de aplausos y para completar, le hicieron fila para tomarse la foto con él.

Y claro, frente a este escenario “uribista” la respuesta del Gobierno Nacional fue absolutamente contundente, no hubo presencia de ningún funcionario, ni de primera, ni de segunda, ni de decima categoría, La Región fue irrespetada por el Gobierno Nacional y por sus Dirigentes a los que les interesaba más la foto con el Senador Uribe, que el presente y el futuro del Territorio.

Los temas trascendentales para el Territorio no se tocaron, escasamente fueron esbozados en algunos discursos politiqueros del anfitrión Andrés Julián y del Gobernador Luis Pérez, quien además, fue al Encuentro del “desastre” a informar, no a consultar, lo que la gobernación esta haciendo o piensa hacer. Área Metropolitana o Provincia, Servicios Públicos, Movilidad, Infraestructura, Desarrollo Rural y, por supuesto, posconflicto en una Región que puso un número tan importante de muertos y desplazados, entre otros fueron temas sin propuestas en el lánguido Encuentro.

Es muy claro, después de asistir a este Fiasco, con F mayúscula, que tiene una convocatoria mas importante el Alcalde de Nariño, que reunió hace un mes escaso a la mayoría de los alcaldes y los medios de comunicación de la Región, que el señor alcalde de Rionegro y su arrogancia.

También es claro que urge una evaluación profunda de la incidencia de entidades como PRODEPAZ en el Territorio y el efecto de sus proyectos en las comunidades, porque se trata, ni más, ni menos, que de plata de compensación social de las empresas generadoras y de la plata de cooperación del Gobierno.

Deja muchas lecciones este fiasco que acaba de suceder en el Territorio y esperemos que la Región y sus “dirigentes” las asuman para poder tener un VERDADERO ENCUENTRO DE DIRIGENTES DEL ORIENTE ANTIOQUEÑO.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario